BionovationLogo2-1.png

Innovación y Emprendimiento

Autor: Oscar Mendoza Ballesteros - Director General.



Innovación y emprendimiento
Emprendimiento

En México las Pymes aportan el 52% del PIB nacional y el 70% de los empleos formales. Según el INEGI existen 4.1 millones de Pymes. Si bien son muy comunes, para que sean exitosas, se deben conjugar muchas condiciones para que pueda formalizarse una empresa.


De estos negocios nuevos es importante que algunos de estos se enfoquen en generar innovación y desarrollo que ayuden al país a crear actividades que le van a traer mucho beneficio al sector productivo y a los habitantes.


En una nueva empresa de innovación es importante que los accionistas sean un equipo de gente que tenga diferentes experiencias para poder lidiar con los problemas de una empresa. Por ejemplo, si hay personas técnicas, que sus habilidades técnicas se complementen, que también haya gente comercial y de administración para complementar el equipo de fundadores.

Innovación y emprendimiento
Equipo de Trabajo

Por otro lado, es recomendable que exista un equipo de trabajo en la operación que pueda cubrir las actividades básicas para que la empresa pueda funcionar bien en la parte de desarrollo y en tener metas reales de ventas para que puedan seguir creciendo. En el entorno de un emprendimiento las ventas son tan necesarias como nutrir a un organismo para que pueda seguir viviendo y esto hay que reconocerlo desde el principio para poder encaminar a tener un equipo de trabajo que pueda hacer esta actividad y de ahí que los beneficios sean permeados al resto de la compañía.


También es esencial la propuesta de valor para generar innovación y desarrollo porque de aquí se toman decisiones para ver a qué actividades se aportan recursos. Normalmente es una mezcla de tecnología, desarrollo de producto, administración, mercado y logística. Hay que tener en mente que los recursos financieros son limitados y hay que utilizarlos en donde nos van a generar recursos y si por alguna razón vemos que no está dando resultados nuestro modelo de negocio hay que replantear.


Si se requieren inversionistas para seguir adelante con las actividades de la empresa es necesario pensar en el tipo de inversionista que se quiere. Siempre va a ser mejor que sea alguien que vea por el bien de la empresa y de cajón sabemos que también quiera el beneficio de su inversión en un plazo razonable.


Las empresas en México según el INEGI viven 7 años promedio y eso nos demuestra que el

emprendimiento es una mezcla de valor, osadía y de orientación a resultados complementado por paciencia, humildad y objetividad.